La llegada de otro perro a casa. ¿Qué hago para que lo acepte tu otro can?

La llegada de otro perro a casa. ¿Qué hago para que lo acepte tu otro can?

Los perros tienen organizaciones sociales jerarquizadas. Son grupos cerrados en los que hay un líder. Por ello, introducir un nuevo perro o cachorro en el seno familiar, cuando ya hay otro en el hogar a veces puede suponer una situación tensa en la acogida de otro. 

 

El perro que ya vive con anterioridad en casa se siente el dueño de su guarida y le incomoda la sensación de tener que compartir la atención de su familia. Hoy en Mónica Gómez, os contamos algunos pasos claves para conseguir que tu perro acepte a un nuevo miembro can en la familia.

 

LA INVASIÓN. Una invasión puede desencadenar una reacción agresiva. Es por ello, que es importante habilitar dos zonas separadas, cada uno con sus cosas, comidas y juguetes. Durante las primeras semanas, debes estar atento/a a las interacciones y comportamientos entre ambos perros. No los dejes solos juntos hasta que no estés seguro/a de que los dos se sienten cómodos el uno con el otro.

 

El primer encuentro inicial debe ser breve. La presentación debe ejecutarse en un terreno neutral, para que el perro veterano no se sienta intimidad o que el nuevo miembro le está quitando su espacio. Por ejemplo, apuesta por un parque o un espacio abierto. Eso sí, ayúdate de otra persona donde cada uno lleve al perro por separado.

 

Debes dejarles que se huelan, que se conozcan, que se analicen Dales tiempo. Después, déjales sueltos y relajados. Si nos encontramos con una situación violenta, o inicio de una posible pelea, separa a ambos perros pero no tires nunca de la correa. Utiliza el truco de ganar su atención o sepáralos suavemente, antes de que la pelea comience. 

 

INVESTIGANDO LA CASA. Permite al nuevo miembro investigar y explorar la casa y permite, siempre con vigilancia, que el otro perro le acompañe.

 

Debes tener en cuenta:

  • El cahorro o el nuevo miembro de la familia debe saludar al perro veterano por iniciativa propia y en el suelo. No le obligues.
  • No permitas que el perro adulto o veterano intimide al cachorro o al nuevo miembro.
  • No limites la zona a una sola, hasta que la relación no sea cordial.
  • Educa a cada perro a comer de su plato.
  • Dedica la misma atención a ambos perros.
  • No cambies las rutinas anteriores que ya tenías impuestas con el perro veterano. 

Si por diversos factores, la convivencia es imposible, te aconsejamos contratar los servicios de un adiestrador canino. 

 

Publicado
el 30-04-2019
compartelo...
Últimas noticias
Desde Escuela Mónica Gómez, queremos ofreceros el máximo apoyo y ayuda posible en vuestra búsqueda por encontrar trabajo, para que podáis desarrollar la profesión en la que os habéis formado con tanto esfuerzo. ver más
Desde Escuela Mónica Gómez, queremos ofreceros el máximo apoyo y ayuda posible en vuestra búsqueda por encontrar trabajo, para que podáis desarrollar la profesión en la que os habéis formado con tanto esfuerzo. ver más
En el post de hoy queremos presentaros a Beatriz Zamorano. Ella fue alumna de nuestra escuela de Chamberí y ahora, acaba de abrir su primera peluquería canina, en Madrid.ver más
Síguenos en Facebook
Últimos tweets
Aula virtual