Salir a correr con tu perro

Salir a correr con tu perro

Salir a correr nos aporta muchos beneficios, como relajarnos, quitar el estrés del día a día, nos mantiene en forma, fuertes... y qué mejor manera de practicar este deporte que con nuestro perro.

 

A muchos nos puede dar pereza salir a correr los días que hace mal tiempo, o hacer un kilómetro más... pero si vamos acompañados, ya sea de un amigo a nuestra mascota, estos objetivos son más fáciles de alcanzar.

 

Los perros son corredores por naturaleza, ellos se divierten corriendo y nunca buscarán excusas para no salir a correr una tarde. Según un estudio de la Universidad de Michigan, las personas que salen a correr o caminar con sus perros tienen un 34% más de probabilidades de abandonar la vida sedentaria y practicar más de 150 minutos de actividad física a la semana que la gente con otros animales o ninguno. "Un perro puede hacer más por nosotros que una cinta de correr", asegura Rebecca A. Johnson, coautora del estudio Walk a Hound, Lose a Pound sobre cómo perder peso, mantenerse en forma y divertirse junto a nuestras mascotas.

 

No se aconseja salir a correr con nuestro cachorro, deberemos esperar a que este crezca. La edad variará de unos perros a otros, pero normalmente para perros pequeños tendremos que esperar unos 6 meses, y para perros grandes unos 10 o 12 meses.

 

También depende la raza del perro. Todos los perros pueden acompañarnos para salir a correr, pero cuando se realiza de manera más profesional, también tendremos que ir con perros que estén más adaptados a las carreras, como los perros de caza, de pastoreo...

 

Debes saber también que si vas a correr por ciudad o por lugares donde hay tránsito de gente, deberás llevar el perro atado. Y la correa que utilices debe ser especial para ello, como por ejemplo los arneses que tienen correas más flexibles y se sujetan a nuestro cinturón.

 

También la superficie donde corran puede ser mejor o peor para ellos. Preferiblemente sus almohadillas agradecerán el ir por tierra, arena, hierba... en lugar del asfalto. Si nuestro perro tiene problemas en las almohadillas, puede deberse a que hemos empezado el entrenamiento de manera muy directa, y aunque él no se canse, sus almohadillas sí que se resienten... En el veterinario venden productos especiales para proteger sus almohadillas.

 

Alimenta a tu perro después del ejercicio. Debes tomar el mismo cuidado con las necesidades nutricionales del perro como de las tuyas. Y no te olvides de las bolsitas para los excrementos!

Publicado
el 02-03-2015
compartelo...
Últimas noticias
Hoy tenemos el placer de presentaros a Lorena, nuestra nueva profe en la Escuela Mónica Gómez en Plasencia, Cáceres.ver más
Hoy tenemos el placer de presentaros a Candela, nuestra nueva profe y directora de la Escuela Mónica Gómez en Córdoba.ver más
Estudiar peluquería canina para formarte como peluquero canino profesional y aprender todas las áreas del sector, así como las técnicas avanzadas en estilo y manejo. ver más
Síguenos en Facebook
Últimos tweets
Aula virtual